La sexualidad no es exclusiva

Desde niño tengo la sensación de no pertenencia al código binario de la sociedad heterenormoda, aunque lo mantenía en secreto. Conforme crecía, descubrí el mundo de los osos dentro de la comunidad LGBTTTIQ, mientras que yo seguía en la heterónoma, esta comunidad me acogía bien, puesto era un twink varonil, cuando dejé de ocultarme y ser una persona queer, tanto mi relación amorosa y amigos se fueron alejando, dejando en mí una sensación extraña y muchas preguntas. Decidí iniciar un estudio fotográfico en dónde busco respuestas a cuestionamientos de identidad y rechazo, en dónde el desnudo quita toda construcción social y nos coloca como iguales y sin etiquetas, haciendo una analogía entre los cuerpos diversos y la diversidad de las expresiones de género y como esto no debería de influir en las relaciones intrapersonales.

Texto y fotografías por: Marvyn Alexis Paz Garcia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *